• bosque verde
  • bosque verde
  • bosque verde

BOSQUES SOSTENIBLES

En LCL solo usamos madera con el sello FSC. Son las siglas de Forest Stewardship Council, organización global, sin ánimo de lucro, dedicada a promover la gestión forestal responsable en todo el mundo.

Este distintivo permite a los consumidores tener la certeza de que los productos madereros han sido extraídos de manera responsable y sostenible. La certificación FSC garantiza la correcta gestión de los recursos forestales.

Desde La Cartonera Lucentina apostamos por los recursos forestales frente a otros sustitutivos sintéticos más contaminantes. Eso sí, es clave que estén correctamente certificados. Adquiriendo madera certificada sabemos con seguridad que estamos contribuyendo a la conservación de los bosques. Pero no solo a esto, sino también a fomentar los valores sociales, culturales y ambientales que llevan aparejados.  Además, el sello FSC permite a los gestores y propietarios de superficies forestales diferenciar sus productos de los procedentes de talas ilegales o insostenibles. Hablamos de los bosques como una pieza vital para frenar los efectos del cambio climático ya que actúan como sumideros o reductores de dióxido de carbono (CO²).

Apostando por la certificación FSC, en La Cartonera Lucentina estamos trabajando en pro de una gestión forestal sostenible. Es decir, la madera, papel y corcho con los que trabajamos han sido obtenidos siempre de una forma respetuosa con el medio ambiente.

Un producto reciclado y reciclable 100%

 Todos nuestros procesos productivos son eficientes, limpios y responsables. Fabricamos embalajes de cartón ondulado 100% reciclables y biodegradables. Defendemos una gestión forestal que cumpla tres requisitos fundamentales:

  1. Ambientalmente apropiada
  2. Socialmente beneficiosa
  3. Económicamente viable

Una gestión forestal sostenible tiene innegables ventajas para el medio ambiente. Por ejemplo, reduce el riesgo de incendios, evita la deforestación, conserva la biodiversidad, contribuye a mitigar el cambio climático y conserva el agua y el suelo. Además, proporciona beneficios económicos al racionalizar la explotación y el aprovechamiento forestal.

Tenemos que recordar que los bosques no sólo producen madera, sino también corcho, leña o resinas. Materias primas cuya explotación genera empleo y bienestar social. Dos valores de los que también da cuenta el sello FSC.

En definitiva, la certificación de los bosques es esencial para que continúen absorbiendo el CO2 que se emite a la atmósfera y perpetuando el ciclo del agua. Con eso, se evita la deforestación, las sequías y que siga aumentando el calentamiento global. Al consumir productos de madera certificada como los de La Cartonera Lucentina,